Quererse a uno mismo de estas 7 simples formas

quererse a uno mismo

Habrás oído mil veces lo importante que es quererse a uno mismo pero es probable que no tengas muy claro a qué se refieren exactamente o cómo puedes hacerlo tú mismo.

Podría entenderse como la estima que nos tenemos a nosotros mismos, en cuyo caso hablamos de autoestima.

Puedes leer: Autoestima baja: Causas y consecuencias de apreciarse poco

Pero en este post vamos a tratar de concretar algunas estrategias muy sencillas para procurarnos autocuidado, es decir, vamos a señalar diferentes formas de cuidarnos a nosotros mismos, de mimarnos.

No está de más que nos preguntemos por qué nos descuidamos a nosotros mismos en un intento de “mantener lo de fuera en orden”.

Mientras reflexionas sobre ello, aquí van 7 sencillas formas de quererse a uno mismo, para que vayas practicando el autocuidado.

Quererse a uno mismo con 7 trucos

1. Quererse a uno mismo: Disfruta de no hacer nada

En nuestra cultura, hemos llegado a creer que para ser considerado una persona de valor, tenemos que estar constantemente ocupados. Esta creencia es completamente errónea.

Todos nosotros necesitamos tiempo para desconectar del mundo, para poder poner en orden nuestros pensamientos y apagar el “ruido” constante de la vida cotidiana. Para quererse a uno mismo, debemos aprender a buscar esa calma y dedicarnos ese tiempo, sin sentimientos de ansiedad o culpa.

2. Quererse a uno mismo: Descansar del teléfono

Con el auge de la comunicación a través de los dispositivos móviles, la mayoría de nosotros lo llevamos como si fuera una prolongación de nuestra mano, pendientes de ese mensaje que tiene que llegar, ese correo del jefe, o esa llamada de la pareja (por no hablar de las redes sociales).

Para quererse a uno mismo, es necesario prescindir de todo esto durante al menos un rato cada día. Desconectar de los “contactos” o de ese “mundo exterior” virtual para ventilar la mente como si de nuestra habitación se tratara.

3. Quererse a uno mismo: Planifica el día siguiente

Mediante una lista en una libreta de notas o en cualquier aplicación del móvil destinada a ello, realizar un listado de tareas que tenemos que hacer al día siguiente o durante la semana, nos ayudará a planificarla y gestionar mejor los tiempos, con lo que ganaremos en productividad y en tiempo libre.

Puedes leer: 5 claves para mejorar la administración del tiempo (y que te cunda)

Este punto lleva consigo una condición. Y es que para quererse a uno mismo, ese listado debe incluir una tarea diaria que implique dedicarnos a nosotros mismos. Tú eliges si esa tarea es meditar, hacer ejercicio, preparar pasteles o ver el último capítulo de tu serie favorita.

4. Quererse a uno mismo: Sal a la calle en los descansos del trabajo

Nos referimos a olvidarnos de comer en nuestro puesto de trabajo, aprovechar los descansos para enviar correos o, directamente, no movernos de la silla.

Los descansos están precisamente para eso. Levántate de la silla, sal a la calle, estira las piernas, come bajo la sombra de un árbol o da un paseo. Aunque parezcan pequeños detalles, esos minutos de cambio de entorno son necesarios para que oxigenes la mente y el cuerpo, y puedas terminar la jornada sin agobiarte.

5. Quererse a uno mismo: Disfruta de tu mascota

Perro, gato, periquito o iguana. Lo tienes porque te gusta y porque lo quieres. Pasar tiempo con nuestra mascota, sobre todo con perros o gatos, produce mucho bienestar emocional y físico.

Leelo aquí: Los gatos. Criaturas que enamoran (y mejoran para la salud)

Es por ello que quererse a uno mismo es, también, querer y dejarse querer por nuestro pequeño compañero, aprender con ellos o, simplemente, “estar” un rato cada día.

6. Quererse a uno mismo: Asertividad

Este punto puede resultar complicado, sobre todo para aquellos que acostumbran a ser complacientes y decir que sí a todo y a todos. Lo idquererse a uno mismoeal es ir empezando poco a poco.

Aquí proponemos elegir una cosa cada día a la que decir “no”. Puede ser no contestar al teléfono cuando alguien nos llama y devolver la llamada cuando creamos oportuno, posponer una respuesta de correo, o no quedar esa tarde con un amigo y hacerlo tres días después.

Porque, muchas veces, decir siempre que sí a lo demás implica decirnos no a nosotros mismos. Por eso para quererse a uno mismo, debemos aprender a decir no cuando así lo sintamos, como una respuesta natural.

Te recomiendo que leas: Aprende a decir “no” sin sentirte mal por ello

7. Quererse a uno mismo: Una comida sana al día

La mayoría de nosotros nos dejamos llevar por las actividades diarias y comemos rápido y mal, llenando el estómago lo antes posible (muchas veces, con comida de dudosa calidad nutricional) para seguir con las tareas. En los casos de ansiedad o depresión, la comida basura puede empeorar el estado de ánimo.

Quererse a uno mismo pasa por elegir conscientemente lo que ingerimos. No es necesario que dediquemos la tarde entera para preparar un plato elaborado que llevar en la fiambrera. Es suficiente con prestar atención al contenido nutricional de los alimentos que consumimos y en qué cantidades lo hacemos.

Puedes leer: Mejorar la salud emocional con una dieta saludable

Quererse a uno mismo: Reflexión final

Quererse a uno mismo no tiene que ser una tarea súper profunda y complicada. Seguir trucos sencillos como los que os hemos presentado, supone dar pequeños pasos hacia el objetivo de marcar los límites que no estamos dispuestos a cruzar en diferentes ámbitos de nuestras vidas.

Poco a poco podemos dedicarnos a tareas más complejas o que toquen temas más “importantes”, con mayor seguridad.

(173 Entradas)

Licenciada en Psicología Clínica, formación en Inteligencia Emocional, Psicología General Sanitaria y Community Management. Apasionada de los complejos mecanismos de la mente y el comportamiento humanos. Creadora y administradora de la web Psicología en el Bolsillo.

Deja tu comentario

Los campos marcados con * son requeridos. A pesar de solicitar tu dirección de email, no será publicada a la hora de poner un comentario.