Trastorno de ansiedad generalizada (TAG)

trastorno de ansiedad generalizada

El trastorno de ansiedad generalizada es algo más que experimentar ansiedad cada día. Este trastorno se caracteriza por tensión y preocupación exagerada y crónica sin un foco ansiógeno concreto.

Sufrir el trastorno de ansiedad generalizada significa anticipar desastres, preocuparse excesivamente por la salud, el dinero, la familia o el trabajo, aunque el origen principal es, muchas veces, dificil de precisar.

Trastorno de ansiedad generalizada. Empezar un nuevo día provoca ansiedad

Las personas que padecen el trastorno de ansiedad generalizada tienen muchas dificultades para liberarse de esa ansiedad y, por lo general, son conscientes de que su nivel de ansiedad es desproporcionado para las situaciones que atraviesan, se dan cuenta de que es miedo irracional.

Estas personas también parecen incapaces de poder relajarse, tienen problemas para conciliar o mantener el sueño y, con frecuencia, manifiestan síntomas físicos que acompañan a la ansiedad como temblores, espasmos, dolor de cabeza, irritablidad o sofocos.

trastorno de ansiedad generalizada

Las personas con trastorno de ansiedad generalizada también pueden presentar nauseas, mareos, necesidad de ir al baño con frecuencia o sentir un “nudo en la garganta”.

Muchas personas con TAG tienden a sentirse cansados, tienen dificultad para concentrarse y, a veces, sufren depresión como trastorno comórbido.

El deterioro de las personas que sufren trastorno de ansiedad generalizada suele ser leve y no afecta de forma grave a los entornos sociales o al trabajo, como ocurre en otros trastornos de ansiedad en los que los individuos tienden a evitar situaciones a consecuencia de su trastorno.

Sin embargo, un grado grave de trastorno de ansiedad generalizada puede llegar a ser muy incapacitante y afectar incluso a las tareas del día a día.

El TAG suele diagnosticarse en la infancia o adolescencia, pero también es común en la edad adulta. Es más común en mujeres que en hombres y los síntomas tienen que prolongarse más de seis meses para ser diagnosticado.

Síntomas específicos del trastorno de ansiedad generalizada

El trastorno de ansiedad generalizada se caracteriza por ansiedad y preocupación excesiva (expectación aprensiva), que se prolonga al menos durante seis meses, por acontecimientos y actividades como el rendimiento laboral o escolar. La persona tiene dificultades para controlar la preocupación.

La ansiedad y preocupación se asocian a tres (o más) de los seis síntomas siguientes:

  • Inquietud o sentirse agitado o en el límite
  • Se fatiga con facilidad
  • Dificultad para concentrarse o tener la mente en blanco
  • Irritabilidad
  • Tension muscular
  • Los trastornos del sueño (dificultad para conciliar o mantener el sueño, sueño no reparador o sueño inquieto)

En el trastorno de ansiedad generalizada, la ansiedad o preocupación no es específicamente acerca de tener un ataque de pánico (aunque los ataques de pánico pueden ocurrir dentro del TAG), pasarlo mal en público (como en la fobia social), temor a ser contaminados (como en el trastorno obsesivo-compulsivo), estar fuera de casa o temor por parientes cercanos (como en el trastorno de ansiedad de separación), temor a engordar (como en la anorexia nerviosa), a tener múltiples síntomas físicos (como en el trastorno de somatización) o padecer una enfermedad grave (como en la hipocóndria), y la ansiedad y la preocupación no aparecen exclusivamente dentro del trastorno de estrés postraumático (TEPT).

La ansiedad, la preocupación o los síntomas físicos provocan malestar clínicamente significativo o deterioro en las áreas sociales, ocupacionales, u otras importantes del funcionamiento.

La alteración no se debe a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (por ejemplo, una droga de abuso, un medicamento) o una enfermedad médica (por ejemplo, hipertiroidismo) y no aparecen exclusivamente en un trastorno del estado de ánimo, un trastorno psicótico, o un trastorno generalizado del desarrollo.

Imágenes: Pixabay

(173 Posts)

Licenciada en Psicología Clínica, formación en Inteligencia Emocional, Psicología General Sanitaria y Community Management. Apasionada de los complejos mecanismos de la mente y el comportamiento humanos. Creadora y administradora de la web Psicología en el Bolsillo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *