Abrir la mente, actitudes que nos hacen más flexibles

Inicio / Autoestima y desarrollo personal / Abrir la mente, actitudes que nos hacen más flexibles
abrir la mente

Seguramente habrás escuchado muchas veces lo importante que es abrir la mente a la hora de ir adaptándote a los constantes cambios que tienen lugar en la vida pero ¿cómo son, realmente, las personas de mentalidad abierta?.

Las personas con una mentalidad abierta son diferentes al resto en muchos aspectos. A simple vista, estas personas parecen más serenas, más creativas, más seguras y más tolerantes que el resto.

abrir la mente

Abrir la mente es una cuestión de actitud. Es cierto que la educación, la sociedad, la cultura y las relaciones con el entorno pueden ir moldeando nuestra mente y hacerla más rígida o más flexible.

Sin embargo, la última palabra la tenemos siempre nosotros mismos. Tener una mente más abierta, más flexible, tiene muchísimas consecuencias positivas y se traduce en comportamientos y actitudes que nos hacen más receptivos a los cambios, a todo lo que es diferente y a muchos aspectos que una mente más rígida no procesa de la misma manera.

Éstas son algunas características de las personas de mentalidad abierta.

Abrir la mente: Así son las personas con una mentalidad abierta

1.Para abrir la mente es importante fluir

Las personas con la mente abierta suelen ser creativas y fluyen con su creatividad. No imponen límites a su pensamiento, aceptan su forma de pensar y de ser, y así lo muestran al resto, ya que no se avergüenzan de lo que son.

2.También les ayuda decir lo que piensan

Porque no lo consideran negativo. Si las cosas son como son, así lo expresan. Ponen sobre la mesa su forma de pensar y no tienen miedo de cuestionar las cosas porque lo consideran parte natural del proceso de aprendizaje de la vida. Aprender y crecer.

3.Los errores como parte del aprendizaje

Y los cometen, como todo hijo de vecino. La diferencia es que no le dan más importancia de la que tiene. Fracasar o equivocarse no son sino experiencias que enriquecen la vida.

Te puede interesar: Superar el miedo a cometer errores

4.Cultivan valores de libertad e igualdad

Porque para ellas, todas las personas son iguales, sin importar raza, sexo o condición. Y sobre este principio se relacionan con los demás, de igual a igual, respetando las particularidades de cada ser humano.

5.Para abrir la mente hay que experimentar

Porque son personas muy curiosas (puedes leer: La importancia de desarrollar la curiosidad), sienten la necesidad de aprender más cada día. Por ello prueban cosas nuevas, las experimentan y tratan de conocer muchos temas diferentes.

6.Y desarrollar una buena autoestima

Las personas con una mente abierta saben lo que son y se sienten orgullosas de ello, del camino que han atravesado para llegar donde están y no se sienten incómodas manifestándolo, no de una forma prepotente, sino como algo natural.

Te puede interesar: Autoestima baja: Causas y consecuencias de apreciarse poco

7.Salen de su zona de confort

Porque su mente abierta les proporciona mucha flexibilidad mental, su estilo de vida suele ser diferente. Probablemente no tengan un trabajo común, ni horarios o costumbres comunes. La flexibilidad se aplica a la mayoría de facetas de su vida.

Tal vez quieras leer: ¿Qué es y cómo puedes salir de tu zona de confort?

8.Luchan por sus sueños

Y es que tienen muchos y les gusta luchar por todos ellos. Luchan por sus sueños, van alcanzando sus metas y defienden esta forma de ver la vida porque creen en ella.

Puedes leer: 7 errores que no te dejan alcanzar metas en la vida

9.Para abrir la mente no debes temer ser diferente

En línea con el punto 7, la flexibilidad de pensamiento también se aprecia en sus creencias, sus normas y valores, sus gustos y en el conjunto de su personalidad. Son como son, muchas veces diferentes al resto y no les da miedo mostrarlo.

10.Y practicar el desapego de lo material

Las personas con mentalidad abierta se preocupan poco por los objetos materiales. De hecho, es posible que sus casas tengan una decoración bastante sencilla. Los objetos y el apego hacia ellos pesan demasiado en sus mochilas, aquellas que llevan allá donde su corazón les dice que vayan, por lo que reservan el espacio para experiencias y emociones.

11.No te olvides de tu niño interior

El niño que todos llevamos dentro está más presente en estas personas. La curiosidad, la espontaneidad, la inocencia y la pureza son rasgos que manifiestan muy a menudo, como los niños.

¿Y tú? ¿Crees que tienes la mente abierta? ¿O por el contrario crees que tus creencias e ideas son inflexibles y te cuesta adaptarte a la novedad?

En Psicología en el Bolsillo podemos ayudarte a flexibilizar tus actitudes como parte de tu camino de desarrollo personal. Pulsa en este enlace y empieza a abrirte al cambio con nuestras sesiones totalmente online.

Imágenes: Pixabay

Sobre el Autor

María (Admin)
Licenciada en Psicología Clínica, formación en Inteligencia Emocional, Psicología General Sanitaria y Community Management. Apasionada de los complejos mecanismos de la mente y el comportamiento humanos. Creadora y directora de la web Psicología en el Bolsillo.

Deja un comentario

Suscríbete a Psicología en el Bolsillo

Introduce tu correo electrónico para suscribirte al blog y llevar la Psicología siempre en el Bolsillo.

*Nota: Al suscribirte, estás aceptando nuestra política de privacidad. Tus datos no serán proporcionados a terceros y NO recibirás Spam.
A mí tampoco me gusta el Spam 🙂

Uso de cookies

Usamos Cookies para controlar el tráfico de visitas de nuestra web, no almacenamos datos personales. Al continuar en nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies