fbpx

Aprender a controlar los celos en una relación de pareja

Inicio / Autoestima y desarrollo personal / Aprender a controlar los celos en una relación de pareja
controlar los celos

Controlar los celos puede resultar muy complicado cuando nuestra mente se percata de que existe el riesgo de que alguien a quien amamos pueda preferir a otra persona. Sentir celos es, hasta cierto punto, algo natural en las relaciones.

Sin embargo, en algunas ocasiones, los celos se vuelven obsesivos o cometemos el error de pensar que si queremos a alguien, lo lógico es sentir celos por defecto.

Un cierto grado de celos es natural cuando las circunstancias nos avisan del peligro pero otras veces, los celos pueden convertirse en un problema para la relación de pareja y amenazar con acabar con ella.

Controlar los celos en una relación de pareja

Existen muchos tipos de celos que pueden aparecer en una relación de pareja. Celos por el éxito profesional, celos por el estilo de vida o celos por las relaciones sociales del otro.

En nuestro caso, vamos a centrarnos en controlar los celos románticos, es decir, aquellos que se refieren a los que se sienten cuando se sospecha o se teme la presencia de una tercera persona, y lo haremos desde la perspectiva de la persona que los siente.

1. Reconoce los celos

El primer paso para solucionar un problema es reconocer que lo tenemos. Sentir celos y tratar de esconderlo, teniendo que manejar las emociones y los conflictos que tengan su raíz en ellos, hará que el problema se haga mucho mayor.

Reconocer que tenemos celos será como romper la barrera. Reconocernos a nosotros mismos y a nuestra pareja que los tenemos y que son el foco de muchos de nuestros conflictos, supone el primer paso para empezar a trabajar y controlar los celos.

2. Aprende de ellos

La mayoría de las veces, los celos responden a causas más profundas. La desconfianza que mostramos con los celos, puede tener sus raíces en problemas o carencias de uno mismo que es posible que no conozcamos.

Cuando trabajamos los celos y profundizamos sobre sus posibles causas, comienzan a aflorar este tipo de cuestiones. Abordar estos aspectos más profundos, no solo se traduce en una mejora en los celos y la relación sino que aprendemos mucho sobre nosotros mismos y con ello vamos desarrollando nuestro propio crecimiento personal.

3. No les concedas atención

controlar los celos

Cuando el sentimiento de inseguridad y celos nos golpea, lo más común es que comencemos a preocuparnos, a darle vueltas. Comienzan a aparecer más y más dudas y temores, y no nos damos cuenta de que estamos alimentando el problema nosotros mismos.

Aprender a identificar los pensamientos que tenemos y procurar dejarlos estar, sin avivarlos, es una técnica que podemos practicar. Los celos están ahí, lo sabemos, pero hacerlos crecer solo va a aportarnos más ansiedad y no va a solucionar el problema.

4. Aprende a relajarte

Tu eliges el método. Meditación, Mindfulness, ejercicio, respiración, lo que sea. Porque para trabajar con los celos lo mejor es hacerlo con la mente lo más calmada posible.

Si estamos en mitad del «arrebato de celos», no es el momento de trabajar con ellos ni de comentarlos con nuestra pareja, por lo que es mejor que dispongas de una herramienta para tranquilizarte antes de empezar con ello.

5.Controlar los celos en una relación de pareja: ¿Por qué me pasa esto?

Como avanzábamos en un punto anterior, los celos suelen ser consecuencia de algún tipo de inseguridad de la persona que los siente. La labor de descubrir la causa o causas de nuestros celos nos compete a nosotros mismos.

En muchas ocasiones, pueden relacionarse con el tipo de apego emocional que establecimos con nuestras figuras de apego en la infancia. Las personas que desarrollan apego inseguro cuando son niños, suelen desarrollar más patrones de celos y ser más dependientes en sus relaciones adultas.

Puedes leer: Influencia del apego emocional en relaciones de pareja adultas

Puede ser una cuestión de autoestima pobre o de inseguridad. Trabajar la inseguridad y la autoestima también es competencia de nosotros mismos. Reconocer nuestras fortalezas y debilidades y, en definitiva, conocernos y valorarnos.

Te invito a que leas: Autoestima baja: Causas y consecuencias de apreciarse poco

Sea cual sea la causa que esté motivando los celos, explorarla y trabajarla nos asegura que accedemos a la auténtica raíz del problema con lo que tenemos más probabilidad de eliminar el problema de forma permanente. Cuando los celos nos superan y perdemos el control, nos arriesgamos a destruir una relación que podría haber sido mucho más feliz y duradera.

En Psicología en el Bolsillo te ayudamos a trabajar los celos y a ganar seguridad y confianza en ti mismo y en tu pareja. Pulsa en este enlace y empieza a controlar tus celos con nuestras sesiones de psicología online.

Sobre el Autor

María
Psicóloga general sanitaria y directora el proyecto Psicología en el Bolsillo. Ver perfil en menú principal. Si una terapia no nos enseña algo a los dos, psicólogo y paciente, no ha sido una buena terapia. :)

Deja un comentario

Suscríbete a Psicología en el Bolsillo

Introduce tu correo electrónico para suscribirte al blog y llevar la Psicología siempre en el Bolsillo.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Únete a otros 208 suscriptores

*Nota: Al suscribirte, estás aceptando nuestra política de privacidad. Tus datos no serán proporcionados a terceros y NO recibirás Spam.
A mí tampoco me gusta el Spam 🙂

mantenimiento web

Uso de cookies

Usamos Cookies para controlar el tráfico de visitas de nuestra web, no almacenamos datos personales. Al continuar en nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies