¿Puede la baja autoestima causar un trastorno depresivo?

Inicio / Autoestima y desarrollo personal / ¿Puede la baja autoestima causar un trastorno depresivo?
Baja autoestima

Una baja autoestima nos hace sentir mal con nosotros mismos. Pero ¿sabías que con el tiempo también puede ocasionar el desarrollo de enfermedades mentales graves como la depresión?.

La baja autoestima es un indicador importante utilizado por los profesionales como síntoma cuando diagnostican un trastorno depresivo. Pero, ¿puede la baja autoestima causar depresión o viceversa?.

Depresión y baja autoestima

No podemos hablar de los modelos explicativos de la depresión sin hacer referencia al modelo propuesto por Beck. En su modelo explicativo, Beck propone tres esquemas cognitivos que operarían en las personas que sufren depresión. Estos esquemas se conocen como la tríada cognitiva:

  • Visión negativa del mundo: las personas con depresión interpretan los acontecimientos que tienen lugar en su entorno de forma negativa, pesimista  dramática. Las personas con depresión creen que no están a la altura de las demandas que su entorno les hace.
  • Visión negativa del futuro: la visión acerca de su futuro es poco o nada alentadora. Las personas con depresión anticipan consecuencias negativas de sus acciones, creen que de hacer cualquier cosa, no saldrá bien o llevará consigo sufrimiento, lo que les lleva a estancarse en un estado de inactividad.
  • Visión negativa de uno mismo: las personas que sufren depresión se ven a sí mismos como personas con poca valía, desgraciadas. Tienden a atribuir a factores internos todos los fracasos que atraviesan, se culpan a sí mismos de aquellas cosas que salen mal.

Este último punto es el que hace referencia o está más relacionado con una baja autoestima, aunque según este modelo, una baja autoestima por sí misma no podría explicar la depresión sino que hacen falta las visiones negativas del mundo y el futuro.

Otro de los modelos que tratan de explicar el origen de la depresión es el de Seligman. Este modelo se centra en en el tipo de atribuciones que realiza la persona sobre los acontecimientos negativos que les suceden. Así, las personas deprimidas tienden a atribuir estos sucesos negativos a causas:

  • Internas: cuando un acontecimiento negativo tiene lugar, las personas con depresión creen que el origen de ese suceso está en ellos mismos, es decir, ellos son los responsables de que los sucesos negativos tengan lugar, se deben a causas internas a ellos mismos.
  • Estables: las causas que originan los sucesos negativos son, según las personas deprimidas, estables en el tiempo, es decir, tienen continuidad, no son eventos que ocurran de forma esporádica sino que se repiten de forma sistemática.
  • Globales: las personas con depresión creen que los sucesos negativos les ocurren de forma generalizada, a todos los niveles de su vida y no se reducen a un área específica. Los sucesos negativos pueden afectar a todas las áreas de su vida ya sea de forma personal, laboral, económica, social, etc.

En cuanto a los sucesos positivos, las personas con depresión tienden a hacer la atribución opuesta, es decir, tienden a pensar que los sucesos positivos se deben a causas externas (ellos no las causan ni son los responsables de que tengan lugar), inestables (los sucesos positivos tienen lugar de forma esporádica y azarosa, no ocurren de forma habitual), y especificas (los sucesos positivos afectan a áreas concretas de sus vidas).

Para que lo entendamos mejor, una persona con depresión a la que le ocurre algo negativo tenderá a pensar que ha sido culpa suya, que esas cosas negativas que son culpa suya le pasan de forma repetida y, además, que esas cosas negativas que son culpa suya y le ocurren habitualmente, le ocurren en todos los ámbitos de su vida.

A partir de este ejemplo podemos hacernos una idea de que esta forma de atribuir los eventos negativos lleva a las personas con depresión a un enorme sentimiento de desesperanza o, según el autor, a una indefensión aprendida.

Puedes leer más sobre la Indefensión aprendida en este enlace

En el modelo de Seligman podemos relacionar esas atribuciones internas de los sucesos negativos a la baja autoestima de las personas, que tienden a culparse a ellos mismos o a factores internos.

Otros autores han tratado de explicar la depresión y la mayoría de ellos consideran que esa baja autoestima, ese sentimiento de culpa y de inutilidad, están presentes en todas las personas con depresión.

Por otro lado, el DSM-V (que es un manual de referencia de clasificación de los trastornos mentales), tampoco incluye la baja autoestima como tal entre los criterios que una persona debe reunir para ser diagnosticada con depresión pero sí que incluye el criterio de «sentimiento de inutilidad», entre otros.

Puedes leer también: ¿Qué es y cuáles son los síntomas de la depresión?

Baja autoestima

No está clara todavía la contribución que una baja autoestima tiene a la hora de que una persona desarrolle una depresión. Es cierto que existen más factores que han aparecido como factores causales en las depresiones y que también contribuyen de forma importante.

Lo que sí está claro es que la baja autoestima está relacionada con el origen y mantenimiento de los trastornos depresivos (y de otras patologías), al menos como un factor predisponente o de riesgo de los más importantes.

Por este motivo, cultivar y desarrollar una buena autoestima resulta fundamental como factor de protección de la salud mental y emocional.

En Psicología en el Bolsillo podemos ayudarte a mejorar tu autoestima y hacerla más resistente a la adversidad con nuestras sesiones de psicología online. Pulsa en este enlace y empieza a aumentar tu autoestima.

Te recomiendo que leas también: Autoestima baja: Causas y consecuencias de apreciarse poco

Imágenes: Pixabay

Ref.

Comeche, I. (2012). Depresión. En M. A. Vallejo. (coord.) Manual de terapia de conducta (pp. 549-601). Madrid, España: Dykinson

Sobre el Autor

María (Admin)
Licenciada en Psicología Clínica, formación en Inteligencia Emocional, Psicología General Sanitaria y Community Management. Apasionada de los complejos mecanismos de la mente y el comportamiento humanos. Creadora y directora de la web Psicología en el Bolsillo.

Deja un comentario

Suscríbete a Psicología en el Bolsillo

Introduce tu correo electrónico para suscribirte al blog y llevar la Psicología siempre en el Bolsillo.

*Nota: Al suscribirte, estás aceptando nuestra política de privacidad. Tus datos no serán proporcionados a terceros y NO recibirás Spam.
A mí tampoco me gusta el Spam 🙂

Uso de cookies

Usamos Cookies para controlar el tráfico de visitas de nuestra web, no almacenamos datos personales. Al continuar en nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies