fbpx

Cómo saber si estás deprimido. Señales típicas (y menos típicas)

Inicio / Psicología / Cómo saber si estás deprimido. Señales típicas (y menos típicas)
cómo saber si estás deprimido

La mayoría de nosotros tenemos una idea general de lo que es la depresión y de los síntomas que acompañan a un estado de ánimo deprimido. Sin embargo, existen una serie de señales de alarma concretas que debemos tener en cuenta a la hora de plantearnos la pregunta de si estamos deprimidos.

Y es que, no todas las personas deprimidas tienen todos los síntomas. Algunas tienen unos pocos, otras tienen muchos y el nivel de severidad varía entre personas y a lo largo del tiempo.

Cómo saber si estás deprimido: Síntomas comunes

A continuación enumeramos los síntomas más comunes que acompañan al estado de ánimo deprimido y a la depresión. Es importante tener en cuenta que son orientativos y que la validez diagnóstica de los mismos debe determinarla un profesional de la salud mental.

cómo saber si estás deprimido

  • Sentimiento de tristeza, ansiedad o sensación de «vacío» persistente.
  • Sentimiento de desesperanza, pesimismo.
  • Sentimiento de culpa, impotencia.
  • Pérdida de interés en actividades con las que antes disfrutaba (sexo incluido).
  • Disminución de energía, sensación de fatiga, agotamiento o de lentitud.
  • Dificultad para concentrarse y recuperar recuerdos.
  • Insomnio, despertares nocturnos o exceso de sueño.
  • Pérdida/incremento del apetito o pérdida/incremento de peso.
  • Pensamientos sobre la muerte o el suicidio, o intentos de suicidarse.

Además de estas señales más conocidas, existen otras que se no solemos asociar a la depresión pero que pueden estar muy relacionadas.

Cómo saber si estás deprimido: Síntomas menos comunes

La depresión puede manifestarse también, a través de otros síntomas que podemos pasar por alto si no los conocemos.

1. La irritabilidad

Cada vez que pensamos en la depresión, rápidamente nuestra mente elabora la imagen de una persona triste o apenada. Sin embargo, algunas personas pueden mostrarse irascibles, irritables y a la defensiva. Y de la misma forma que la tristeza no se relaciona con una causa conocida, estas personas se sienten irritables sin saber por qué lo están.

2. Aburrimiento

Uno de los síntomas que más se puede pasar por alto y que está relacionado con la pérdida de interés que señalábamos más arriba. Y esto ocurre porque cuando las personas van perdiendo interés en actividades que con las que antes solían disfrutar, solemos asociarlo a la edad, a que nos vamos calmando o a que nuestras preferencias van cambiando.

El problema llega cuando la persona va eliminando de su vida todas y cada una de esas actividades y solo mantiene aquellas que no suponen ningún esfuerzo o exigencia, como puede ser ver la televisión.

3. Dolor

Los problemas físicos pueden estar relacionados con síntomas depresivos. Hace años, no se solían asociar y, muchos de estos problemas quedaban sin una explicación sobre su posible causa. Actualmente, cada vez son más los estudios que relacionan los problemas de la salud mental con los problemas físicos.

Una vez que las causas físicas se han descartado, el dolor muscular, dolor de cabeza, trastornos digestivos, problemas cutáneos, etc, pueden constituir parte de la sintomatología que acompaña a la depresión.

4. Dificultad en la toma de decisiones

Todo el mundo encuentra algunas dificultades, de vez en cuando, a la hora de tomar decisiones, es normal. Sin embargo, algunas personas deprimidas, encuentran muy difíciles las decisiones cotidianas de la vida, como puede ser qué preparar para cenar.

La falta de energía, la ansiedad o la angustia, pueden provocar tal indecisión, que se paralicen cuando tienen que tomar decisiones sencillas, de manera que, elegir una película en el cine, puede provocarles ansiedad.

Como señalamos al comienzo, la depresión es un trastorno mental grave e incapacitante. Los síntomas expuestos son orientativos y en todo caso deben ser contrastados y confirmados por un profesional.

La depresión es uno de los problemas psicológicos más comunes y más incapacitantes. Si crees que puedes sufrir un estado depresivo o te reconoces en varias de las señales descritas arriba es importante que consultes con un profesional para que la situación no se agrave.

En Psicología en el Bolsillo te ayudamos a superar la tristeza o las alteraciones del estado de ánimo. Recuperar la motivación, las ganas y todo aquello que has ido dejando de lado, es posible con el tratamiento adecuado.

Envía un mensaje o llámanos a través de este enlace y ponte en manos de psicólogos 100% online. Empieza tu terapia psicológica desde donde quieras.

Imágenes: Pixabay

Sobre el Autor

María
Psicóloga general sanitaria y directora el proyecto Psicología en el Bolsillo. Ver perfil en menú principal. Si una terapia no nos enseña algo a los dos, psicólogo y paciente, no ha sido una buena terapia. :)

Deja un comentario

Suscríbete a Psicología en el Bolsillo

Introduce tu correo electrónico para suscribirte al blog y llevar la Psicología siempre en el Bolsillo.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Únete a otros 208 suscriptores

*Nota: Al suscribirte, estás aceptando nuestra política de privacidad. Tus datos no serán proporcionados a terceros y NO recibirás Spam.
A mí tampoco me gusta el Spam 🙂

mantenimiento web

Uso de cookies

Usamos Cookies para controlar el tráfico de visitas de nuestra web, no almacenamos datos personales. Al continuar en nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies