fbpx

¿Por qué no consigo encontrar la felicidad en mi vida?

Inicio / Autoestima y desarrollo personal / ¿Por qué no consigo encontrar la felicidad en mi vida?
encontrar la felicidad
Encontrar la felicidad es la meta a la que todos aspiramos llegar. Sin embargo, puede que existan algunos factores en nuestras vidas que resulten ser obstáculos para lograrla.
Cuando te preguntas si en este momento de tu vida eres feliz, es posible que sientas que no es así. Es posible que sientas que una parte de ti está pidiendo más, te está diciendo que «falta algo». Hoy te vamos a comentar algunas posibles causas por las que no puedes encontrar la felicidad.

¿Por qué no puedo encontrar la felicidad?

1. Para empezar a encontrar la felicidad, acepta

Aceptarse a uno mismo, aceptar sus circunstancias, es una actitud necesaria que nos proporciona calma y tranquilidad con nosotros mismos. Sin embargo, no debemos confundir saber aceptar con la resignación.
Debemos realizar un ejercicio de introspección y analizar qué aspectos de nosotros mismos o del exterior estamos aceptando y cuáles nos estamos resignando a tener. Si existe algún área de tu vida con el que no estás satisfecho debes trabajar para cambiarlo.
Para encontrar la felicidad es necesario que tomemos el control de las cosas que no nos gustan y las cambiemos. Es cuando algo no se puede cambiar que no es beneficioso insistir en cambiarlo, porque puede dar lugar a frustración e impotencia.
De forma sencilla, está bien aceptar algo que no se puede cambiar, e incluso se puede trabajar para eliminarlo si consideramos que nos está perjudicando, a pesar de no poder cambiarlo (por ejemplo si tu trabajo no te hace feliz, probablemente no podrás cambiarlo, pero puedes hacer lo que esté en tu mano para buscar otro).
Sin embargo, no debemos resignarnos si una circunstancia no nos hace felices y podemos trabajar para cambiarla. Es posible que la resignación nos impida encontrar la felicidad.

2. La pastilla para encontrar la felicidad

Hoy en día existen muchas personas que toman medicación para determinados problemas de salud mental y, sin embargo, no se sienten más felices. Los medicamentos pueden ayudar a relajar y a calmar, pero los medicamentos no cambian el funcionamiento de tu mente. Podemos tomar medicación de forma indefinida sin ver resueltos nuestros problemas de ansiedad, estrés o depresión.

Y es que el trabajo con nuestra mente, el trabajo sobre nosotros mismos no lo puede hacer la medicación por nosotros. El trabajo debemos hacerlo nosotros mismos (mejor con la ayuda de un profesional) ya que es la única manera de conocer el fondo del problema y poder cambiarlo desde la raíz.

Nunca vamos a encontrar la felicidad con medicación. La encontraremos cuando trabajemos desde el interior para cambiar aquellos aspectos de nosotros mismos desde los que nacen la ansiedad, el estrés o la tristeza.

3. Las excusas para no empezar a buscar

encontrar la felicidad

Piensa en ésto. ¿Cuántas veces has dicho que ibas a empezar a hacer ejercicio?. ¿Cuánto has tardado en encontrar una (o muchas) excusas para no hacerlo?. Al igual que en este ejemplo ocurre con muchos aspectos más.

Probablemente pasen por tu mente miles de cosas que te gustaría hacer, decisiones que te rondan la cabeza pero no llegas a tomar. A medida que crecen las ganas, crecen los «peros». Debemos reflexionar sobre ello.

Muchas veces es miedo, miedo de cambiar hábitos, miedo de hacer cosas nuevas y diferentes, miedo de equivocarnos.

Otras veces es pereza. Tu zona de confort, la rutina que has creado es gris, no te emociona, no te aporta nada, pero es cómoda. Todo es previsible y está bajo control. Te gustaría cambiar muchas cosas de tu rutina pero te da pereza empezar con ello.

Para encontrar la felicidad debemos asumir riesgos. El precio que pagamos por la pereza o la cobardía puede ser muy elevado si nos está costando la felicidad.

4. Saber dónde empezar la búsqueda

Puede ser tu caso el de la persona que lo tiene todo pero se siente vacía. Piensa dónde estás buscando la felicidad y qué estás haciendo para obtenerla. La felicidad no viene del exterior.

Las sensaciones que puedes experimentar con factores externos como bienes materiales tienen fecha de caducidad. La felicidad está dentro de uno mismo, en la capacidad de atreverse a buscarla y encontrarla.

Piensa si estás haciendo lo posible por llenar tu corazón y no lo estás haciendo por llenar tu casa. Los pequeños detalles de la vida, las experiencias que nos enriquecen, las personas que queremos, la paz con nosotros mismos, son los lugares en los que tienes que empezar a buscar porque es en ellos donde puedes encontrar la felicidad.

5. Idealizar la felicidad

Por último, debes reflexionar sobre lo que entiendes que es la felicidad. Los medios, las redes sociales, las películas, la sociedad, etc, alimentan un concepto de felicidad que no es real.

La felicidad no es un estado de alegría absoluta de duración indefinida. La felicidad es más bien un sentimiento de satisfacción con la vida y de plenitud. La felicidad por tanto, no significa la ausencia de problemas, no sufrir acontecimientos negativos, pues son inevitables y nadie se libra de ellos. Para encontrar la felicidad, debemos ser capaces de comprender ésto.

La felicidad es un cristal con el que miramos la vida, la vida que nosotros construimos activamente, es la capacidad de ver con perspectiva nuestra situación y circunstancias, y sentirnos satisfechos de lo que vemos.

Tu felicidad debes construirla activamente, día a día, con cada uno de tus pensamientos y cada una de tus acciones. Solo debes aprender a dirigirlas a los lugares adecuados.

En Psicología en el Bolsillo te ayudamos a encontrar tu camino y a aprender a ser más feliz. Comienza tu terapia 100% online pulsando este enlace y encuentra tu propia felicidad.

Imágenes: Pixabay

Sobre el Autor

María
Psicóloga general sanitaria y directora el proyecto Psicología en el Bolsillo. Ver perfil en menú principal. Si una terapia no nos enseña algo a los dos, psicólogo y paciente, no ha sido una buena terapia. :)
Comments (2)
Deglys Fernandez / 26 diciembre 2015

necesito saber como ayudar a mi hermana para que visite un psicólogo, sufre de ansidad, cada día se encierra más, no puede manejar, siempre tiene migrañas y problemas estomacales y dice que siente que nada la hace feliz, agradecería cualquier consejo, Gracias

Responder
María (Admin) / 26 diciembre 2015

Gracias por tu comentario, Deglys.
Lo ideal sería que en primer lugar, tu hermana acudiera a su médico de familia para evaluar esos síntomas y descartar causas de origen físico.
Una vez descartadas, será el profesional de salud mental el que evalúe su estado y aplique el tratamiento adecuado a su diagnóstico.

Responder

Deja un comentario

Suscríbete a Psicología en el Bolsillo

Introduce tu correo electrónico para suscribirte al blog y llevar la Psicología siempre en el Bolsillo.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Únete a otros 208 suscriptores

*Nota: Al suscribirte, estás aceptando nuestra política de privacidad. Tus datos no serán proporcionados a terceros y NO recibirás Spam.
A mí tampoco me gusta el Spam 🙂

mantenimiento web

Uso de cookies

Usamos Cookies para controlar el tráfico de visitas de nuestra web, no almacenamos datos personales. Al continuar en nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies