fbpx

Todo o nada emocional

Aprende a entender y gestionar tus emociones.

¿Sientes que en ocasiones tus emociones son demasiado intensas y te desbordan?

¿O tal vez te ocurre lo contrario y sientes apatía y desánimo generalizado?

¿Tu vida se ve afectada por tu estado emocional impidiendo que puedas hacer tareas diarias?

Las emociones son mecanismos que tienen la función de hacernos llegar ciertos mensajes, pero en ocasiones su mala gestión puede llevarnos a estados de inestabilidad o aplanamiento emocional:

Labilidad emocional: tu estado de ánimo cambia de manera repentina e intensa y puedes pasar de estar muy arriba a muy abajo en poco tiempo.

Aplanamiento afectivo: sientes baja motivación por casi todo, te cuesta hacer cosas que antes hacías con facilidad o incluso disfrutabas.

Apetito y sueño: tu gran variabilidad emocional o tu apatía están afectando a factores como el apetito y el sueño, aumentándolos o haciendo que disminuyan.

Pensamientos negativos: te cuesta ver aspectos positivos o tener confianza en ti y en el futuro, lo ves todo muy «negro».

Lo primero que debes tener claro

Como menciono arriba, las emociones son mensajes cuyo objetivo es que prestemos atención a algo que ha ocurrido, por lo que no son buenas ni malas sino que son necesarias.

Si no atendemos a sus mensajes, las emociones pueden aumentar su intensidad para que las prestemos atención, pudiendo incluso provocar síntomas físicos.

Cuando las escuchamos, podemos poner en marcha estrategias para resolver las situaciones que las provocan, lo cual implica en la mayoría de los casos, tomar acciones y decisiones.

Determinadas experiencias que atravesamos pueden desencadenar estados emocionales que se pueden prolongar en el tiempo y llevarnos a estados depresivos o de inestabilidad emocional.

Para una adecuada gestión emocional es necesario:

Identificar y reconocer qué emociones estoy sintiendo y qué factores están haciendo que aparezcan. Identificar los detonantes.

Revisar qué estoy haciendo con las emociones, si las evito, las ignoro o las rechazo, y cuáles son las consecuencias de ello. Detectar mis resistencias.

Aprender a entender los mensajes emocionales y poner en marcha estrategias para resolver lo que la emoción me está diciendo. Regulación emocional.

Psicología en el Bolsillo

Sesiones de terapia en 2020

1

Algunas de las personas con las que he trabajado

TerapiaOnline

En nuestras sesiones aprenderás a:

Identificar y reconocer emociones. Analizaremos qué factores hacen aparecer tus emociones y qué están tratando de decirte.

Gestión de emociones y contexto. Desarrollarás estrategias para adecuar tus emociones al problema objetivo que señalan y tener una mejor perspectiva de él y de sus posibles soluciones.

Toma de decisiones y acción. Aprenderás a diseñar planes de acción para resolver los problemas o situaciones que están detonando tus emociones.

Puede que tengas alguna de estas dudas

Ya he estado en terapia antes y no ha funcionado

Tal vez no te sentías cómodo con la forma de trabajar de tu psicólogo, quizás existen resistencias o miedos en ti de los que no eres consciente, o puede que no llegaras a sentir verdadero compromiso con tu proceso terapéutico. La terapia cognitivo-conductual ha demostrado científicamente su eficacia por lo que si no nos ha ayudado, hay algo que debemos estar pasando por alto.

Creo que puedo manejarlo solo

Las emociones aparecen en principio como estados transitorios , por eso cuando pasan o pierden intensidad nos da la sensación de que «ya ha pasado todo». Sin embargo, el error está en pensar que la emoción es el problema cuando solo es la advertencia. Lo que debemos trabajar en estos casos es la gestión de esas emociones, cómo tratar con ellas para que esos «episodios» dejen de ser tan intensos y afectar a nuestra vida de la manera en que lo hacen. Y esa gestión emocional inadecuada no se soluciona por si sola, pudiendo generar trastornos graves del estado de ánimo.

La terapia psicológica es muy cara

Este es un pensamiento que tienen muchas personas y que les impide buscar ayuda, pero en la mayoría de los casos no es real. Piensa en qué otras cosas empleas tu dinero y observa que, más que una cuestión económica, es una cuestión de prioridades. Si bien es cierto que al inicio de la terapia es recomendable tener una sesión semanal, el proceso puede llevarse a cabo también con una o dos sesiones al mes, aunque el avance sea algo más lento. Lo hace una terapia exitosa no es la velocidad sino la constancia y el compromiso.

Así es Psicología en el Bolsillo

Sesiones de terapia psicológica online, a través de videollamada, desde el dispositivo y el lugar que elijas.

Ejercicios y herramientas en PDF para trabajar entre sesiones diferentes aspectos, y obtener resultados más rápidos y en mayor profundidad.

Acceso a bonos y promociones exclusivos para pacientes de Psicología en el Bolsillo, para hacer más fácil tu proceso.

SESIÓN 50€

SOLO HASTA COMPLETAR AGENDA

Menú