fbpx

Cuando las relaciones fallan

Descubre cómo puedes transformar tus relaciones.

¿Sientes que te pierdes en tus relaciones?

¿Sientes que quieres y te implicas más que los demás y que la otra persona termina siempre decepcionándote?

O por el contrario, ¿crees que esa persona depende o te exigen demasiado y todo eso te agobia?

Puede que reconozcas las siguientes situaciones:

Todo es perfecto al principio: al comienzo de conocer a alguien piensas que es muy especial y que todo es perfecto pero un día empieza a cambiar y cuando tratas de hablar de ello sientes que se aleja cada vez más.

No sientes reciprocidad: sientes que siempre te implicas o preocupas más que la otra persona por la relación y terminas sintiendo que no te valora.

Sientes miedo y ansiedad en tus relaciones: cuando tienes una relación convives con el miedo de que la otra persona no sienta lo mismo que tú o te engañe y abandone. Notas que no eres su prioridad.

Dinámicas tóxicas: al final la relación se convierte en un «tira y afloja» que no avanza, no te hace sentir bien y no sabes cómo solucionarlo o que las cosas sean como eran antes.

Lo que debes saber es que:

Preguntarnos qué le pasa a la otra persona o por qué se comporta como lo hace nos puede ayudar a entender lo que pasa pero no resuelve la situación, debemos preguntarnos qué podemos hacer nosotros con esa situación.

Es imprescindible conocer nuestras necesidades, aquello que realmente necesitamos y no lo que «creemos necesitar» o lo que nos tratan de imponer con su comportamiento.

En muchas ocasiones no nos damos cuenta de comportamientos inconscientes que ponemos en marcha y que terminan acercándonos al mismo tipo de personas o generando el mismo tipo de relación.

Si estos patrones no se hacen conscientes y se sanan no podremos salir de la espiral de las relaciones tóxicas de cualquier tipo: amistades, parejas o familia.

Lo que necesitas trabajar:

Reconocer honestamente qué buscas en tus relaciones y de qué manera tratas de obtenerlo. Identificar tu estilo relacional.

Detectar comportamientos que resultan tóxicos o perjudican tus relaciones y tu bienestar en ellas. Identificar las conductas no saludables.

Desarrollar los aspectos imprescindibles en las relaciones saludables: comunicación, autoestima, seguridad, confianza e interdependencia. Crear vínculos de relación saludables.

Soy María, psicóloga sanitaria y directora de Psicología en el Bolsillo.

Sesiones de terapia en 2020

1

Algunas de las personas con las que he trabajado

Controlar la ansiedad, reseña 2

Lo que aprenderás en terapia:

Identificar qué es lo que hace que no te sientas bien en tus relaciones, qué lo origina y cómo resolverlo.

Detectar relaciones tóxicas, aprender a defender tus necesidades y establecer límites cuando sea necesario.

Desarrollar una mejor comunicación, autoestima, confianza y seguridad en ti mismo/a.

Puede que tengas alguna de estas dudas

Ya he estado en terapia antes y no ha funcionado

Tal vez no te sentías cómodo con la forma de trabajar de tu psicólogo, o puede que aunque lo creyeras, no fuera el momento de empezar a trabajar en ti. No siempre nos sentimos lo suficientemente preparados para trabajar algunas cosas y esto puede llevar a que finalmente abandones. Recuerda que cuando el compromiso y la constancia son altos, conseguimos muchos más objetivos y logramos generar muchos más cambios.

Mi problema no es tan grave

Las relaciones muchas veces funcionan como un espejo en el que nos reflejamos. Los patrones o mecanismos que ponemos en marcha en las relaciones hablan de quiénes somos nosotros y de las heridas que arrastramos del pasado. Cuando en las relaciones aparecen problemas de manera recurrente debemos detenernos y examinar qué hay detrás de ello ya que en muchos casos encontramos traumas, baja autoestima, inseguridad, dependencia y otros problemas emocionales que, de no trabajarse, seguirán destruyendo nuestras relaciones, repitiendo el patrón de manera indefinida.

La terapia psicológica es muy cara

Este es un pensamiento que tienen muchas personas y que les impide buscar ayuda, pero en la mayoría de los casos no es real. Más que una cuestión económica, es una cuestión de prioridades. En la mayoría de los casos no es necesario acudir semanalmente a terapia, como muchas personas piensan. Además, cuando posponemos acudir a terapia, consumimos otras cosas (alcohol, tabaco, ropa, comida, viajes…) que nos proporcionan un alivio o felicidad temporales, pero que solo sirven para tapar el dolor o la herida que sabemos que en el fondo tenemos.

Así es Psicología en el Bolsillo

Sesiones de terapia psicológica online, a través de videollamada, desde el dispositivo y el lugar que elijas. La máxima comodidad y flexibilidad.

Ejercicios y herramientas para trabajar aspectos como la comunicación, los pensamientos negativos, la autoestima, etc. y obtener más resultados y en mayor profundidad.

Acceso a bonos descuento para sesiones y promociones exclusivas para pacientes de Psicología en el Bolsillo, para hacer más fácil tu proceso.

SESIÓN 50€

HASTA COMPLETAR AGENDA

Menú